10 ventajas de vivir solo que tenés que conocer ahora mismo

Es una experiencia única que todos deberíamos vivir en algún momento de la vida.

hace 3 meses 1507

Vivir solo ofrece la oportunidad de ser el mismo piloto de tu vida, ser el que decide, el que organiza, y el que juzga, nadie que esté detrás diciéndote que no puedes hacer reuniones, como poner los muebles, a que hora comer. Por eso, podríamos decir que es una puerta abierta a la libertad.

Si bien la experiencia de mudarse solo es diferente para cada persona, no puede negarse que es algo que todos deben vivir algún día. A veces el miedo frena ese entusiasmo por vivir solo, ya que la palabra soledad tiene un peso importante, pero es hora de que descubramos que no hay porque tenerle miedo, y todos los beneficios que puede traer consigo el mudarse solo.

  1. Tenés tu espacio personal

    Donde vivas será tu propio espacio, tu santuario, en donde nadie tendrá influencia y donde siempre podrás estar tranquilo.

  2. Ganás independencia

    Nada mejor que vivir solo para lograr volverse independiente.

  3. Desarrollás sentido de responsabilidad

    Comprar la comida, no malgastar el dinero, cumplir con tu casa y tus responsabilidades personales, son algunas de las cosas que te harán volverte un adulto más responsable.

  4. Aumentás tu confianza

    El ser una persona independiente, pagar tus cuentas, mantener tu casa, y ser capaz de tú mismo preparar la comida, y pararse cada día genera un sentimiento de autoestima y aumenta la confianza en vos mismo.

  5. Sos completamente libre

    El poder tomar tus propias decisiones, que nadie te moleste cuando estés trabajando en algo, que no haya alguien que este monitoreando que hayas “hecho tus deberes” tiene una sola palabra: libertad.

  6. Aprendés a manejar tu dinero

    Ya que vos mismo te encargarás de ver que es lo que te hace falta, y que no, vas a ser el encargado de hacer las compras, y así serás consiente de lo que cuestan las cosas y aprenderás el valor del dinero y no malgastarlo, o te motivará a trabajar más fuerte por las cosas.

  7. Manejás tu tiempo

    Pagar las cuentas a tiempo, llegar a clases o tu trabajo, hacer la comida, comer y hacer las cosas que tengas que hacer en tus propios horarios y todo a tiempo, es algo que sin duda aprenderás a hacer.

  8. Te divertís a tu manera

    ¡No todos son responsabilidades! Pasar todo el día en pijama viendo tu serie preferida, maratón de películas, invitar amigos a comer, hacer reuniones con tus amigos más cercanos y nadie te moleste por el desorden al día siguiente. Beneficios.

  9. Hacés tu propias reglas

    No hay problema si un día saliste corriendo y no pudiste arreglar la cama, o te saltaste el desayuno, o comer primero el postre que la comida, no hay nadie que te diga que hace.

  10. Apreciás el silencio

    Muchas veces nos agobia el ruido de la ciudad, estás aturdido de tu rutina diaria y sólo querés un poco de paz. Esta es una de las más preciadas ventajas de vivir solo, siempre podrás encontrar paz y tranquilidad en tu casa.