7 verdades que nadie te dice sobre la comida chatarra

Después de leer este artículo, no vas a volver a comer una hamburguesa nunca más en tu vida.

hace 2 meses 1268

Imaginate esta situación: tenés enfrente una hamburguesa doble queso, tus ojos están atentos y tus glándulas salivales funcionan más aceleradas que de costumbre. Estirás una mano, agarrás la hamburguesa y la llevás despacito a tu boca. Tus ojos se cierran para que tu cuerpo se rinda al sabor, pero... pará, pará, pará.

Es necesario dejar de consumir tanta comida chatarra, por que es absolutamente dañiña para tu cuerpo. En esta nota, conocerás algunas verdades que nadie te dice sobre la comida chatarra.

  1. Acelera el envejecimiento

    la comida chatarra es pesima

    Gracias a la saturación de grasas, la piel deja de oxigenarse correctamente, pudiéndose convertir en una de las causas del envejecimiento prematuro.

  2. Está elaborada con productos de pésima calidad

    Es algo que todos sabemos: la comida chatarra suele estar elaborada con productos de baja calidad. Es bastante probable que al menos una vez, mientras comías este tipo de aliementos, te hayas dado cuenta que las hamburguesas estaban gomosas, el pollo duro o la lechuga un tanto marchita. Esto no debería ser así, y en definitiva, algo no anda nada bien en la calidad de los productos con las que se prepararon. 

  3. ¿Sabés de qué están hechas las hamburguesas?

    ¿Quién está en capacidad de identificar a ciencia cierta todos los ingredientes de una hamburguesa? Quizá nadie. Es sorprendente saber la cantidad de colorantes, conservantes y glutamato de sodio, utilizado para resaltar el sabor, que contienen. Estas combinaciones son absolutamente perjudiciales para nuestro organismo. Entonces, deberíamos preguntarnos a nosotros mismos por qué seguimos consumiendo este tipo de alimentos.

  4. Las empresas no capacitan a sus empleados

    En gran parte de los restaurantes de comida rápida se contrata personal que carece de la suficiente capacitación para manejar y preparara alimentos. No se dice que sea su culpa, ya que las empresas, turbadas por su acelerado ritmo de ventas, tampoco ponen interés en capacitarlos. Si se toma el tiempo para pensar que la hamburguesa frente a la boca fue preparada por una persona que tal vez ni siquiera se lavó las manos, probablemente no volverías a comer comida chatarra jamás.

  5. Está saturada de grasas trans

    Las grases trans son un tipo de grasa que el organismo no puede eliminar, y son capaces de incrementar los niveles de colesterol malo, que muchas ocasiones desencadena ataques cardiacos u otras enfermedades del corazón.  Algunas de las mejores fuentes de grasas trans son el pollo frito, el pescado y los sándwiches.

    Seguí leyendo: 10 ventajas de vivir solo que tenés que conocer ahora mismo

  6. Muchos conservantes, pocos nutrientes

    Como mencionamos al principio, la comida chatarra se encuentra saturada de conservantes, y el hecho de que el instrumento más usado para su cocción sea la freidora empeora las cosas. Ni siquiera las llamadas comidas saludables de las cadenas de comida rápida, son saludables. Por ejemplo, la ensalada Crispy de McDonalds tiene un contenido de grasa que supera los 18 gramos.

  7. Causa obesidad

    No es apropiado asegurar que el consumo de comida chatarra es la única causa única de la obesidad, sin embargo, los especialistas convergen en que este tipo de alimentos no ayudan a hacerle frente a esta epidemia mundial. Un vivo ejemplo: un estudio publicado por CBS News develó que los niños que consumen con regularidad comida chatarra engordan 2kg más en comparación con los que no lo hacen.

Relacionado: 5 excelentes razones para aprender a cocinar