7 datos curiosos sobre los sueños que seguro no conocías

¿Sabías que mientras soñás, te paralizás? ¡Conocé más sobre esta y otras curiosidades acerca de los sueños en esta nota!

hace 2 meses 1199

Según estudios, los sueños se producen por la necesidad fisiológica de desahogar las tensiones y es el método que utiliza el cerebro para drenar y descansar. Diariamente, solemos enfrentarnos a situaciones o problemas que nos afectan, el estrés, la tristeza, la ansiedad o la molestia influyen en nuestro cerebro, y por supuesto, este debe encontrar la forma de descargarse.

Siempre soñamos, cada vez que dormimos tenemos por lo menos cuatro sueños diferentes. Aquellos sueños que son muy profundos son los que no podemos recordar, y esto pasa la mayoría del tiempo, sin embargo, hay otros que tenemos en una etapa menos profunda del sueño, y sí recordamos. A continuación, te presentaremos algunas curiosidades sobre los sueños que probablemente no conocías.

  1. Soñamos con lo que conocemos

    Nuestro sueño no inventa algo que para nosotros sea desconocido, siempre vamos a soñar con lo que alguna hayamos encontrado previamente, es decir, si vemos en un sueño un perro de tres cabezas, posiblemente sea porque lo viste en la película de Harry Potter, pero el cerebro no inventa ese tipo de creaciones.

    Lo mismo sucede cuando soñamos con rostros desconocidos, la verdad es que los vimos antes, aunque no lo recordemos, quizás en un supermercado o en algún centro comercial, pero siempre son reales. Así que no te extrañes si te encuentras al malvado de tu sueño caminando en la calle.

  2. Los invidentes también sueñan

    Aquellas personas que nacen con esta condición, sueñan con un tono más desarrollado del resto de los sentidos, es decir, tienen sueños bastante vívidos basados en olores, sonidos o sensaciones. Aquellos que perdieron la vista con el tiempo, sin duda alguna pueden ver imágenes en sus sueños.

  3. La mayoría de nuestros sueños los olvidamos

    Es algo común. Siempre soñamos pero muchas veces nos despertamos y decimos que no soñamos nada, siendo totalmente falso. El problema es que no los recordamos, e incluso al hacerlo, debe pasar poco tiempo para que el recuerdo desaparezca. Si quieres mantener tu sueño con vida, te recomendamos escribir lo que recuerdas automáticamente después de despertar, para así no perderlo.

    Seguí leyendo: Qué es, cómo funciona y qué busca ISIS, la amenaza terrorista en Medio Oriente

  4. Mientras soñás, te paralizás

    En el transcurso del sueño nuestro cuerpo se encuentra totalmente paralizado, y aunque parezca bastante increíble, esto es para prevenir que el cuerpo realice las acciones que aparecen en el sueño.

  5. Soñar es una capacidad universal

    Todos tenemos la capacidad de soñar, incluso los animales. Un dato curioso es que las mujeres sueñan con hombres y mujeres sin distinción, pero los hombres sueñan, a menudo, con otros hombres.

  6. Los sueños pueden ser simbólicos

    Algunos sueños tienen un trasfondo que muchas veces no logramos identificar. Por ejemplo, soñar que estás cayendo es una manifestación de estrés y ansiedad y puede indicar que estás aferrándote a una situación que no podés manejar. En nuestra web podés encontrar los 5 sueños más comunes, sus significados y como actuar ante ellos.

  7. Los estímulos externos influyen en los sueños

    Los sonidos fuertes pueden involucrarse en los sueños, por ejemplo, es posible que estés soñando con una tormenta y al despertar te enteres que estuvo lloviendo toda la noche, y lo más posible es que el sonido de los truenos haya invadido tu sueño.

    Relacionado: 7 datos curiosos sobre la impresionante Dubái que seguro no conocías