Qué hacer antes, durante y después de un terremoto

¡Estas medidas pueden salvar tu vida y la de muchas otras personas!

hace 4 semanas 1359

Hasta ahora, no existe ninguna forma de saber cuándo y dónde ocurrirá un terremoto. Por eso, lo mejor que podemos hacer es informarnos lo mejor posible y estar preparados para actuar cuando se produzcan los temblores.

Diferentes organismos gubernamentales a nivel mundial, como la Agencia Meteorológica de Japón, aconsejan las siguientes medidas para prevenir y disminuir los daños que producen los sismos. A continuación, conocerás que hacer antes, durante y después de un terremoto. ¡Tenelo en cuenta, puede salvar tu vida y la de muchos otros!

  1. Antes

    Si vivís en una zona en donde los terremotos son algo común, es necesario que desarrolles un plan de protección y evacuación y tengas conocimientos de primeros auxilios, aunque sea básicos, para estar preparado ante cualquier emergencia.

    También es importante que, de vez en cuando, practiques simulacros de terremotos. Saber que hacer y donde colocarse en caso de sismo puede ser la diferencia entre la vida y la muerte. 

    Por otro lado, tenés que determinar los objetos que en tu hogar pueden convertirse en un peligro durante un terremoto, como por ejemplo cuadros, espejos y lámparas colgantes, y asegurarlos de manera tal que no se conviertan en un obstáculo. Además, es vital que sepas donde están ubicadas las llaves de gas, agua y los interruptores principales, para cerrarlos de inmediato ante cualquier indicio de sismo.

  2. Durante

    Lo primero que tenés que hacer es mantener la calma y evitar la histeria colectiva, ya que muchos entran en pánico y sufren heridas producto de cortaduras con cristales, caída de objetos y empujones que tranquilamente podrían haberse evitado.

    Cuando todo se empieza a mover, buscá un lugar seguro para resguardarte, como un escritorio o una mesa resistente, y escondete. Si no hay nada cerca, cubrí tu cara y tu cabeza con tus brazos y alejate lo más que puedas de ventanas y estanterías.

    Si estás en un lugar cerrado donde es necesario evacuar, recordá utilizar las escaleras. Por ningún motivo bajes por ascensor.

    Lo que siempre tenés que tener en cuenta es que tu vida vale más que cualquier objeto o pertenencia. Durante el último sismo en México, por ejemplo, miles de personas dejaron sus autos a la deriva para salvar sus vidas, ya que saben que cualquier seguro de auto en México cubre los daños.

  3. Después

    En caso no tener suerte y quedar atrapado entre los escombros, por ningún motivo enciendas fuego, ya que puede haber cerca una fuga de gas y todo podría terminar en tragedia. Tampoco te muevas ni levantes polvo. Lo que tenés que hacer es cubrirte la boca con un pañuelo o con tu ropa y hacer algún sonido para que los rescatistas puedan encontrarte. Gritá como ultimo recurso, ya que haciéndolo corrés el riesgo de tragar polvo e intoxicarte.

    Tenés que saber que después de un terremoto hay réplicas. Por eso, si el lugar donde te encontrabas fue afectado por el primer temblor, evitá volver.

    No intentes mover a personas que estén seriamente lesionadas, salvo que haya peligro de muerte, ya que podemos empeorar su situación. Si tenés que mover a una persona inconsciente, estabilizá primero su cuello y su espalda, y luego pedí ayuda de inmediato.

Seguí leyendo: 15 lugares terroríficos que te harán estremecer