¿Cómo saber si sos una persona alcohólica?

Aunque cueste, lo importante es que lo aceptes, lo entiendas y busques la ayuda necesaria para salir de ello.

hace 4 semanas

Tocar este tema es bastante delicado y un poco engorroso, sobre todo si estamos hablando de que te reconozcas como un alcohólico. No es fácil. Todo alcohólico, al igual que las personas que abusan de las drogas, no reconoce su adicción, por eso pensamos tocar este tema para ayudar a aquellos que están inmersos en el mundo del alcoholismo.

Espero que si vos, si sos una persona que esta pasando por esta situación, tengas el valor de darte la oportunidad para aceptar y entender lo que te está pasando en tu vida. Por ello te daremos algunos datos y opciones para tratar de superar tu adicción.

  1. Sé sincero con vos mismo.

    Es el primer paso. Si no te decís a vos mismo la verdad, nunca vas a entender tu problema. La mayoría de las personas que sufren de alcoholismo, lo niegan.

    Inmediatamente, dicen: "Yo solo tomo en ocasiones / Yo tomo sólo los fines de semana / Yo casi no tomo, salvo uno que otro día". ¿Tomás en ocasiones? ¿Esas ocasiones son 5, 6 o hasta 7 por semana? O si tomás uno que otro día, sería uno que otro lunes, martes, miércoles, jueves y viernes, sábado y domingo es fin de semana, así que tenés derecho a disfrutar de ellos...

    Sé sincero, y pasá al segundo paso... 

  2. Contabilizá: ¿Cuántos días a la semana tomás?

    El tomar no es algo normal o necesario, así que no debería ser ningún día, pero existen ocasiones en la que puedas ingerir algún tipo de bebida alcóholica. ¿Cuantos días son? Si no podés pasar más de tres días sin ingerir al menos una copa, entonces tenés un problema.

    Pero vos dirás: "Nada más me tomo esta cerveza para refrescarme porque hace mucho calor /  Sólo me tomo una o dos". No, no te mientas a vos mismo, lo hacés porque querés. No hay excusas ni motivos.

  3. ¿Cuántos tragos o bebidas consumís en cada ocasión?

    ¿Perdés la cuenta? ¿Podés dejar de tomar? ¿O cuando empezás no puedes parar hasta que se acaba todo? Tené en cuenta esto porque es muy importante. Preguntate a vos mismo si podés controlar la cantidad de copas que consumís. ¿Cuándo comenzás a beber preferís beber rápido para poder ingerir más, antes de que se acabe? Eso es una actitud compulsiva de todo aquel que sufre de alcoholismo.

  4. ¿Tenés problemas familiares y con amigos?

    ¿Después de salir a tomar algo, llegás a tu asa y tenés problemas con tu esposa, hijos, hermanos o padres? ¿Tus amigos verdadeors se alejaron y no sabés por que? ¿Ya no te visitan como antes ni compartís con ellos como antes de que empezaras a tomar? ¿Cuando algún familiar te dice que debes dejar de tomar alcohol, le decís: "Yo lo puedo dejar cuando quiera, es más, ahora mismo si yo quisiera" o excusas similares?

    Entonces, tenés un problema. Estás sufriendo de alcoholismo y está afectando gravemente tu vida personal.

  5. ¿Tenés lagunas mentales?

    ¿Se te extravían las cosas? ¿Hay vece que no vas a trabajar porque no te diste cuenta que era lunes? ¿Faltás a la facultad porque es viernes y "la clase de hoy no es importate" y preferís ir con tus "amigos", a tomar algo en lugar de cumplir con tu compromiso de estudiar? De nuevo, posiblemente tengas una adicción al alcohol y necesites tratarla.

Seguí leyendo: 8 trucos para reconocer a una persona mentirosa