5 curiosas teorías que intentan explicar cómo se formó la Luna

La verdad acerca de cómo se formó la Luna todavía no está del todo clara. De todas formas, a lo largo de la historia se elaboraron numerosas teorías que explican el origen de nuestro satélite natural.

hace 4 semanas 1170

Hace 4.600 millones de años, la Luna no existía. De improviso y de las entrañas del cosmos, surgió un enorme meteorito que chocó contra la tierra y liberó de esta una gran cantidad de materia que, una vez amalgamada, se convirtió en nuestro satélite natural.

Desde épocas antiguas el hombre siempre admiró esa presencia mineral fantástica que ilumina sus noches. Muchas culturas llegaron a venerarla como diosa y numerosas leyendas pretenden explicar su origen. También la ciencia trató de establecer cómo nació la Luna y durante décadas varias teorías se disputaron las preferencias de los estudiosos.

  1. Teoría del Desdoblamiento

    Fue propuesta por Geroge Darwin, hijo del naturalista Charles Darwin, quien sostenía que originalmente la Luna había formado parte de la Tierra. Debido al movimiento centrífugo por su rotación, nuestro planeta se dividió en dos partes.

  2. Teoría de la Atracción

    De acuerdo con esta teoría, la Luna era un cuerpo celeste errante que venía de otro lugar de la galaxia y fue capturado por la gravedad de la Tierra.

  3. Teoría del Planeta Doble

    Sostiene que la Tierra y la Luna nacieron de una misma nube cósmica y al mismo tiempo, hace 45.000 o 46.000 millones de años. Tal teoría tiene en contra el hecho de que la densidad y la composición química de ambos cuerpos celestes es distinta.

  4. Teoría del trozo del planeta Faetón

    Alexander Bagrov, científico ruso, sostuvo que la Luna es un pedazo del planeta hipotético Faetón, atraído por la gravedad de la Tierra.

  5. Teoría del Gran Impacto

    Es la teoría más aceptada actualmente. Refiere que hace 4.600 millones de años, cuando el Sistema Solar se hallaba en formación, un meteorito del tamaño del planeta Marte, chocó con la tierra a 4.000 kilómetros por hora. Semejante colisión liberó una gran cantidad de materia que, una vez amalgamada, se convirtió en nuestro satélite natural. 

    En 1986, científicos del Laboratorio Nacional de los Alamos, en Estados Unidos, concluyeron que, en efecto, la Luna debió surgir de la colisión de un meteorito con la Tierra.

Seguí leyendo: 9 cosas increíbles que pasan en luna llena y seguro no sabías


SEGUÍ LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR