5 insólitas, estúpidas y extrañas maneras de morir

¡Hay veces que la muerte se comporta de una manera muy poco común!

hace 1 mes

La muerte es una situación sumamente difícil de entender para muchos de nosotros, que nos resignamos a la idea de que algún idea llegará ese momento que tendremos que retirarnos de este mundo de manera física. Cuando llegue ese día, esperamos que sea lo másm tarde y natural posible, pero también existen situaciones en que la muerte se comporta de una manera muy poco común y extraña.

A continuación, conocerás las 5 maneras de morir más insólitas que te dejarán reflexionando sobre tu existencia.

  1. Morir jugando un videojuego

    Un videojuego es una manera muy entretenida de divertirse, ya sea solo o con amigos, para salir de la rutina del día a día. Sin embargo, jugar en exceso puede resultar peligroso y está científicamente comprobado.

    Lee Seung Seop fue una persona adicta a los videojuegos, incluso tenía una adicción tan grave que renuncio a su trabajo para dedicarse a tiempo completo a ellos. Sin embargo, el destino le jugó una mala pasada: después de estar 50 horas seguidas jugando sin parar, murió por deshidratación.

  2. Una apuesta, mucho viagra: una mala combinación

    Un ruso de 28 años llamado Sergey Tuganov fue desafiado por dos mujeres a pasar todo un día con ellas dos en la cama. Él, por supuesto, aceptó, pero para poder cumplir este reto tomó varias dosis de viagra. Después de 12 horas, Sergey ganó la apuesta, murió de un fulminante ataque al corazón.

  3. La bufanda asesina

    Isadora Duncan es la protagonista de este hecho tan insólito como lamentable. Ella, una joven de cuello largo que le encantaba usar bufandas largas, iba paseando en auto cuando su bufanda voló hacia atrás y quedo incrustada en el eje de una de las ruedas, lo que causó que su cuello se partiera en dos ocasionándole la muerte de manera inmediata.

  4. Muerte irónica: El propietario de Segway muere en un Segway 

    El multimillonario británico James Heselden, dueño de la empresa de patinetes eléctricos Segway, murió en un trágico accidente mientras manejaba uno de sus últimos modelos. Una pésima publicidad para Segway...

  5. Morir por escuchar música demasiado alta

    Isaías Otieno era un joven que amaba escuchar música demasiado alta, generalmente llevando puestos sus auriculares. El personaje en cuestión fue a enviar una carta por correo, pero tuvo la pésima suerte que un helicóptero sufriera un accidente justo encima suyo, cayéndole encima y provocando su muerte.

    Isaías no tuvo tiempo de reaccionar ya que sus auriculares no le permitían escuchar ruidos externos. Tené cuidado la próxima vez que vayas con la música a todo volúmen...

Informate: 6 predicciones apocalípticas sobre el futuro que deberían darte mucho, mucho miedo


SEGUÍ LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR