Por qué nos gusta tanto el olor a lluvia

¿Eres de esas personas que aman la lluvia y su olor? ¡En este artículo descubrirás el motivo!

Los aromas activan en nosotros conexiones cerebrales casi instantáneas. Es que diferentes olores ya conocidos, generan en cada uno estructuras más antiguas de nuestro cerebro, para asi crear una reacción protectora o una reacción de disfrute.

Para muchas personas, la percepción de los olores puede generar una gran cantidad de sensaciones y uno de los olores más curiosos, capaz de desencadenar dichas reacciones es el olor de la lluvia, capaz deproducir, en cada individuo, diferentes sentimientos, sin la necesidad de presentar un agrado o no hacia este estado climático.

En algunos casos, puede generar diferentes tipos de sensaciones como paz, serenidad, ternura y tranquilidad, lo cual puede venir apoyado con el paisaje, los sonidos y las sensaciones al tacto, durante la lluvia.

¿Qué sucede entonces con esta fragancia? ¿A que huele la lluvia? Ciertamente, la lluvia como tal no posee un olor específico, es la mezcla entre el ambiente, el suelo y ella lo que genera, este peculiar aroma.

El punto en concreto, entonces sería el porque nos gusta tanto olor a lluvia y que es lo que tiene en especial, aquí te enumeramos 5 posibles razones:

  • Puede evocar recuerdos, sobre lugares y momentos gratos de nuestra vida, es asi como puede ser interpretada la percepción de este aroma, como un salto al pasado, esto se debe a que los olores activan una conexión casi instantánea en nuestro cerebro con las emociones. El bulbo olfatorio se conecta, mediante terminaciones nerviosas con el sistema límbico, encargado al control de las emociones.
  • El aroma es capaz de transportarse a grandes distancias, es por esto que muchas personas son capaces de percibirlo, antes de que se produzca el suceso climático, por esto las personas suelen sentir cierto placer al percibirlo, ya que les indica un cambio climático venidero.

  • El olor a lluvia se produce tras la mezcla de tierra con el agua, lo que produce que se descompongan, sus moléculas y ocurra una liberación de ozono, la geosmina y el petrichor. El olfato humano es sumamente sensible a la geosmina, molécula producida por la bacteria Actinomycetes, la cual crece en los suelos húmedos  lo que incrementa la percepción de dicho aroma en las personas.  Se ha demostrado que el olor de la geosima es el que guía a algunos animales a encontrar gua en los desiertos. Por otro lado el Petricor, se liberan de las rocas cuando la lluvia choca contra ellas. El cual genera un aroma fuerte, que acompaña a la lluvia.
  • Instinto heredado de nuestros antepasados, según los antropólogos, una de las causas por la cual el ser humano se ve atraído a este olor, es gracias a que nuestros ancestros, dependían de él para así sobrevivir a los distintos cambios climáticos. Se dice que la conexión generada por nuestros antepasados, ante estos estímulos es más del tipo positivo que el negativo.
  • Indica que termina la época de sequia, por lo cual llegan tiempos mejores y de abundancia, tiempos de cambio, lo que podría ocasionar, una sensación de que las cosas que acontecen mejoraran.

Lo cierto es que existe un sinfín de aspectos que hacen que las personas a pesar de que odien este tipo de clima, se sientan ligeramente atraídas a este olor, además de que la situación engloba también otros aspectos como su sonido que genera en algunas personas un ambiente de paz y de tranquilidad.

La lluvia es un acto que la naturaleza nos regala y que nos brinda a cada uno diferentes sensaciones ya sean positivas o negativas.

La reproducción total o parcial de esta publicación está permitida siempre que se mencione y se enlace la fuente.

SEGUÍ LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR