Un chico salió de su depresión al conocer a un perro con su misma enfermedad

Carter estaba triste al ver que en su rostro aparecían las primeras manchas de vitiligo. Hasta que conoció a Rowdy, un labrador negro con su mismo problema.

hace 2 meses

Rowdy, un hermoso labrador negro, vivió la mayor parte de su vida como un perro normal con su familia en Oregon, pero cuando cumplió los 12 años, algo extraño comenzó a pasar en su rostro.

Al principio, le aparecieron pequeñas manchas blancas alrededor de sus ojos, y después de un año, se desarrollaron círculos completos. Nadie entendía que le estaba pasando hasta que un veterinario sugirió que podría ser vitiligo, una condición a largo plazo que hace que la piel pierda su pigmento y se vuelva blanca.

Es acá donde la historia se vuelve emocionante: durante este último año, Rowdy inspiró a Carter, un niño de ocho años que también tiene vitiligo, a amar su piel.

Conectados por el vitiligo

"Leí que Rowdy tenía vitiligo y me quedé impresionada, y cuando le conté a Carter, se emocionó mucho por ver a un perro que era famoso por su vitiligo", dijo Stephanie Adcock, la mamá del chico.

Conectados por el vitiligo

Desde entonces, estuvieron en contacto su dueño, Niki Umbenhower, esperando algún día poder conocerlos en persona. El único problema era que no tenían dinero para viajar, hasta que un donante anónimo escuchó sobre ellos y decidió donar 5.000 dólares para que concreten su viaje.

Conectados por el vitiligo

Según Stephanie, su pequeño ganó un enorme impulso de confianza y cambió para mejor. "Realmente le cambió la vida. No podría haber sido cualquier otra persona, tenía que ser un perro", comentó.

Conectados por el vitiligo

"Tengo la piel de gallina cuando pienso en el momento en que entraron por la puerta. Me estoy poniendo emocional, es increíble", dijo emocionado Umbenhower.

Conectados por el vitiligo